Resumen Utophia 14-03-2010

“Los transgénicos nos roban el futuro. Son una ‘tragedia’ para la humanidad”. Pat Mooney, premio Nobel Alternativo.
 14 de Marzo 2010                                           TÍTULOS
 
NO HAY PACIFICACIÓN SI EXISTE UNA DECLARACIÓN DE GUERRA.
A una semana de la declaración de guerra dictada contra el pueblo de Andalgalá, éste “exige que se vayan estas empresas mineras, que sean retirados de sus cargos los responsables de la violencia desatada contra nuestros hermanos y que se dicta una ley de prohibición de la explotación minera a cielo abierto en nuestra provincia y en nuestro país, solo de este modo se restablecerá la paz social en esta ciudad…”

LA MALDICIÓN DEL ORO. Tupac Catamarca: no a la mina no a la contaminación.
La maldición del oro El Dorado. Millones de aborígenes murieron detrás de ese sueño infausto de la conquista y colonización. El Oro. Han pasado los siglos y ahora nos encontramos que El Dorado es toda la Cordillera de los Andes. Otro contexto, otro imperio pero la esencia, la misma: la acumulación de riqueza sin importar vidas o como está sucediendo desde hace años en nuestras montañas, el saqueo de bienes a costa de destruir poblaciones, culturas, pueblos. La maldición del oro ha llegado a Andalgalá. La Tupac catamarqueña lanzó un comunicado contundente: Basta de represión. No al saqueo y la contaminación minera.

DIPUTADOS PROPONEN CONSULTA POPULAR PARA LA EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE HIDROCARBUROS.
El proyecto de ley  es en base a la  propuesta de asociación con la Provincia, suscriptos el 30/01/09 entre el Gobierno de la Provincia del Chaco, “YPF S.A.”, “SECHEEP” y “UNITEC ENERGY S.A.

LAS 52 MILLONES DE TONELADAS DE SOJA TRANSGÉNICA Y LA ÉTICA DE LOS CIENTÍFICOS Y LOS INGENIEROS AGRÓNOMOS.

El monocultivo sojero es un proceso que pagamos destruyendo casi todas las demás actividades agrícolas y transformando a uno de los mejores ecosistemas del mundo para producir alimentos, en una factoría neocolonial de producción de ‘pasto-soja’.

TRABAJO INFANTIL INDÍGENA.
En América Latina existen cerca de 17 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años de edad atrapados en situaciones de trabajo infantil. De ellos una proporción aún indeterminada, pero elevada, son niños, niñas y adolescentes indígenas que trabajan generalmente fuera de sus hogares, en tareas marginales y en condiciones especialmente riesgosas, según cifras de la OIT y UNICEF.

RAÍCES NEOLIBERALES DE LOS CULTIVOS TRANSGÉNICOS.
Queda por indagar si los inventos mecánicos han aligerado el trabajo humano, preguntaba John Stuart Mill en sus Principios de economía política. Marx le responde: ese no era su objetivo. Las máquinas, como cualquier invento capitalista, son un método particular para incrementar la tasa de ganancia.
 


Una tensa calma se respira en Andalgalá  

Luego de que un juez ordenara suspender las actividades en el emprendimiento minero Agua Rica, de la minera Yamana Gold,  los vecinos se tranquilizaron tras protagonizar graves incidentes en la noche del lunes. Los ambientalistas están decididos a que no comience la explotación en el mega yacimiento de cobre y oro.

¿Psicosis, realidad o consecuencia ?, si preocupación 

A tener en cuenta y a preocuparnos todos En la mañana de ayer nos llegó el comunicado sobre que el balneario de la vecina orilla Argentina habría sido clausurado por 48 hs, noticia que difundimos más arriba. La noticia en lo medular expresa que 90 personas tienen o tendrían erupciones en la piel, apuntando las miras a la planta ex Botnia, hoy UPM. Lo curioso es que en todas las playas de Fray Bentos ninguna vecino ha tenido o al menos nada se ha manifestado, erupciones o hechos de similares características. 

 
EL NUMERO DOS DE LA ORGANIZACIÓN TUVO QUE EXPLICAR SI SE EXAGERO LA PELIGROSIDAD DE LA GRIPE “Los expertos de los comités de la OMS mantienen amplios contactos con la industria farmacéutica.” Keiji Fukuda tuvo que responder ante la Comisión de Salud del Consejo de Europa si la declaración de la pandemia no estuvo influida por las presiones de la industria farmacéutica.
 
El orden criminal del mundo.
 
En el documental “El Orden Criminal del Mundo” (clara alteración del “Nuevo Orden Mundial”), algunos intelectuales describen lo que está pasando en nuestra sociedad, en la que el modelo socio-económico que algunos han impuesto nos lleva irremisiblemente a la autodestrucción y por tanto, a la desaparición de nuestra especie sobre el planeta, y acaso arrastramos también al resto de los seres vivos. Si esto no se frena nuestro destino está definitivamente marcado.
 
Ambientalistas condenan asesinatos y criminalización del movimiento social.
 
Guatemala 19 Feb (Cerigua).- Organizaciones ambientalistas manifestaron su indignación por los recientes asesinatos contra defensores de derechos humanos, comprometidos con la defensa de la tierra y el territorio y denunciaron la persecución y criminalización que varios activistas sociales han sufrido por años, sin que el Estado investigue estos hechos. Enviado por Movida Ambiental.
Hacia la deconstrucción del indigenismo
 
¿El indigenismo, como ideología, podrá capturar y manipular a los originarios? En Bolivia, como en toda sociedad colonizada, los grupos de poder, conformados por las diversas fracciones de la oligarquía blanco mestiza, trazan una serie de estrategias de dominación. La oligarquía boliviana forma un estrato social inherentemente colonialista, tanto en los grupos de izquierda como en los de derecha (cuya diferencialidad no tiene importancia alguna, ambas facciones emergen de la misma matriz colonial) y constituye, por tanto, una especie de dique de contención de la rebelión kolla,

Australia advierte a Japón de acciones legales si no detiene la caza de ballenas 
 
En la víspera de recibir la visita del Ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Katsuya Okada, el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, ha pedido al país asiático que se comprometa a detener la caza de ballenas -de la que dice tener pruebas fotográficas y en vídeo- o de lo contrario enfrentará una acción judicial internacional este mismo año.

En busca de la “Isla de la Basura”.

 
Bautizada por algunos como “la isla de la basura” o el “parche de basura del Pacífico Norte”, se trata en realidad de un remolino de desechos formado por más de seis millones de toneladas de plástico, que flota a la deriva entre California y Japón.

Los transgénicos nos roban el futuro. Una “tragedia” para la humanidad. Sin maíz no hay humanidad, según afirmó en Guadalajara Pat Mooney, premio Nobel Alternativo y director ejecutivo del Grupo ETC, en las actividades paralelas a la Conferencia sobre Biotecnologías Agrícolas en los países en Desarrollo.

Presión creciente en Kenia contra los eucaliptos, descriptos como “chupadores de agua” 

En Kenia actualmente está ocurriendo algo muy interesante. Por un lado, el ministro de Medio Ambiente del país, John Michuki, ordenó arrancar los eucaliptos de los humedales y prohibió plantarlos a lo largo de ríos y cuencas. Por otro lado, la conocida ganadora del Premio Nobel Wangari Maathai pide que se prohíba la plantación de especies exóticas, particularmente eucaliptos. Mientras, los expertos del Centro Internacional de Investigación sobre Agrosilvicultura (ICRAF por su nombre en inglés), con sede en Kenia, alertan sobre la naturaleza “sedienta” de los eucaliptos.

Mujeres de Abya Yala: Mama Tránsito Amaguaña (1909-2009).

La historia del movimiento indígena en los países andinos, está tejida con los hilos de la vida de hombres y mujeres que han tenido el valor de seguir siempre hacia adelante. Oprimidos, humillados, ignorados y reducidos a condiciones absolutamente indignantes de supervivencia, mantuvieron la certeza de que la justicia y la libertad sólo se alcanzan luchando con honestidad.

¿Continúa el desastre humanitario?

Comunidades Indígenas de Chaco, Tercer Informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: “(…)señalamos que estructuralmente persiste y continúa la cruda realidad social, económica, sanitaria, educativa y ambiental que rodea a las comunidades indígenas que habitan el amplio territorio denominado El Impenetrable Chaqueño. Descargar Documento pulsando en el título.

Argentina – Chaco: Tobas, miseria sin fin.

Un genocidio encubierto, desde hace 500 años hasta el día de la fecha. Prensa y televisión global vienen a mirar los estragos de la desnutrición que afecta a miles de aborígenes en los bosques que se conocen – ya impropiamente – como El Impenetrable


LEER LAS NOTICIAS

No hay pacificación si existe una declaración de guerra

Argentina Catamarca
Miércoles 24 de Febrero de 2010 13:15

A una semana de la declaración de guerra dictada contra el pueblo de Andalgalá, éste “exige que se vayan estas empresas mineras, que sean retirados de sus cargos los responsables de la violencia desatada contra nuestros hermanos y que se dicta una ley de prohibición de la explotación minera a cielo abierto en nuestra provincia y en nuestro país, solo de este modo se restablecerá la paz social en esta ciudad…”

23 de febrero de 2010

PARTE DE PRENSA
“ASAMBLEA EL ALGARROBO”

Andalgalá – Catamarca

Por Fuente Asamblea El Algarrobo /república

Denunciamos y repudiamos desde este lugar del mundo, Andalgalá Provincia de Catamarca, “Asamblea El Algarrobo”, lugar de resistencia y reflexión colectiva a una semana de los trágicos hechos ocurridos, aquí en el Distrito Chaquiago Departamento Andalgalá, la total ausencia de acciones concretas en contra de los responsables de la brutal represión que fueron objeto los vecinos de Andalgalá, nos referimos a la Sra. Fiscal que ordenó la represión, el juez de Garantías, que en ningún momento bregó para impedirla, con ausencia total de fiscalización judicial en el operativo, así como el poder legislativo municipal (excepto los Concejales de Andalgalá Alejando Páez y Edgardo Bernal, quienes le solicitaron a la Sra. Fiscal el retiro de las fuerzas policiales para evitar la represión y la alteración de la paz social), son responsables además, él Intendente de la Ciudad de Andalgalá José Eduardo Perea, el Ministro de Seguridad de la Provincia Luis Baracat, El Jefe de la Policía Provincial el Sr. Francisco Soria, el Jefe del Grupo de Represión Kuntur Sr. Allosa, el Sr. Jefe de La Unidad Regional de la ciudad de Andalgalá, Sr. Comisario de la Ciudad de Andalgalá, el gobernador de la Provincia Eduardo Brizuela del Moral como así también la Presidenta de los argentinos Cristina Fernández de Kirchner y el Secretario de Minería de la Nación Jorge Mayoral, quienes de una manera sorda y temeraria impulsan estos mega proyectos mineros destructivos y contaminantes para nuestros pueblos.

Que habiendo sido ampliamente difundidos estos hechos, por una gran cantidad de medios locales, provinciales y nacionales, en ningún momento se pronunciaron en forma concreta haciendo uso de los instrumentos que les otorga la ley para solicitar el desafuero de los responsables de la brutal represión sufrida por el pueblo de Andalgalá. Esto habla a las claras de la total connivencia que existe entre los funcionarios y políticos de la provincia y de la nación a favor de las empresas mineras extranjeras. Esperamos que no solo sean separados de sus cargos los responsables, sino que el día de mañana, como pasó con los militares de la Dictadura, pudieran estar tras las rejas, porque violaron derechos humanos constitucionalmente consagrados.

Hoy a una semana de la declaración de guerra dictada contra el pueblo de Andalgalá, siguen en sus cargos como si nada hubiera pasado, sin tomar en cuenta que más de doscientos hermanos de Andalgalá fueron el blanco de escopetazos, balas de gomas, gases lacrimógenos, gas pimienta y cuanto otros malos tratos mas entre los que se encontraban mujeres y niños entre otros, solo por defender la tierra en donde vivimos, por defender la fuente de vida que es EL AGUA, en definitiva por defendernos a nosotros mismos del atropello más brutal y nunca visto en Andalgalá.


El pueblo de Andalgalá exige entonces que se vayan estas empresas mineras, que sean retirados de sus cargos los responsables de la violencia desatada contra nuestros hermanos y que se dicta una ley de prohibición de la explotación minera a cielo abierto en nuestra provincia y en nuestro país, solo de este modo se restablecerá la paz social en esta ciudad y en todos los pueblos en que la gente está resistiendo como puede en muchas asambleas del país contra la megaminería química y radiactiva.

Ver Video Represión en Andalgalá, gentileza Norberto Costa Movida Ambiental.

INFORME CANAL TRECE ANDALGALÁ DE PIE – 1° PARTE
http://www.eltrecetv.com.ar/telenoche/nota/andalgala-de-pie-primera-parte

INFORME CANAL TRECE ANDALGALÁ DE PIE – 2° PARTE
http://www.eltrecetv.com.ar/telenoche/nota/andalgala-de-pie-segunda-parte

Vídeo sobre un popurrí de canciones de ALIKA & NUEVA ALIANZA. sobre el descaro de los funcionarios de Andalgalá, Catamarca y Argentina.

http://www.youtube.com/watch?v=SRf57Nhb4p8&feature=player_embedded

Ver Vídeo de Barrick en Dominicana

___________________________________________________________________________________

La maldición del oro

Tupac Catamarca: no a la mina no a la contaminación

El Dorado. Millones de aborígenes murieron detrás de ese sueño infausto de la conquista y colonización. El Oro. Han pasado los siglos y ahora nos encontramos que El Dorado es toda la Cordillera de los Andes. Otro contexto, otro imperio pero la esencia, la misma: la acumulación de riqueza sin importar vidas o como está sucediendo desde hace años en nuestras montañas, el saqueo de bienes a costa de destruir poblaciones, culturas, pueblos.

La maldición del oro ha llegado a Andalgalá.

La Tupac catamarqueña lanzó un comunicado contundente: Basta de represión. No al saqueo y la contaminación minera.

Repudiamos la salvaje represión contra el pueblo de Andalgalá que lucha contra la explotación minera a cielo abierto, contaminante y expoliadora de nuestras riquezas naturales no renovables. Represión ordenada por jueces y gobernantes (locales y provinciales) corruptos empleados de las grandes empresas mineras. El juez Cecenarro responde a las directivas de la empresa Agua Rica y del gobierno del Frente Cívico y Social. Llamamos a movilizarnos en solidaridad del valiente pueblo andalgalence. El accionar fascista del gobierno ha sido la mejor propaganda de concientización de los catamarqueños, les ha salido el tiro por la culata. Esta es la expresión de la Tupac catamarqueña.

Sucedió en Andalgalá 

Pueblo. Y represión, detenidos, y balas de goma. Y la pueblada contra la minería a cielo abierto culminó con el repliegue policial y se rompieron y saquearon algunos comercios y quemaron automóviles. La ciudad de Andalgalá lució devastada al igual que sus habitantes- dice la crónica. Es toda una historia y es Fuenteovejuna. Fue el pueblo. Fue Andalgá. Hace días, vecinos y ambientalistas de la Asamblea Los Algarrobos que protestaban en contra de la minería a cielo abierto impedían -e impiden- el paso de máquinas y vehículos hacia el megaemprendimiento Agua Rica en un camino comunero que une las localidades de Chaquiago y El Potrero, fueron reprimidos por efectivos policiales luego de una orden emanada por el juez de Andalgalá, Rodolfo Cecenarro.

Entonces viene la provocación. Las balas, los bastonazos.

El desalojo se inició cuando los ambientalistas que se mantenían acostados en la ruta fueron llevados a la fuerza y detenidos. Esta acción provocó la reacción de los vecinos y desató una pueblada que se trasladó a la plaza principal de Andalgalá donde los manifestantes exigieron la libertad de mas de una decena de demorados y las renuncias del intendente de Andalgalá, José Perea y el gobernador Eduardo Brizuela del Moral, a quienes acusaban de entreguistas “cipayos” de las multinacionales.

Ante la virulencia de los acontecimientos y temiendo por una fatalidad, una orden del Ministro de Gobierno, Javier Silva, dispuso el repliegue de las fuerzas policiales. Entonces, con el camino libre, comenzó una ola de saqueos de comercios aledaños a la plaza céntrica protagonizados por encapuchados oportunistas.

Recién cerca de la madrugada de un martes una tensa calma se apoderó de la ciudad de Andalgalá que luce devastada con un pueblo maltratado y dividido por la maldición del oro que yace en sus entrañas. La pueblada y el delirio.

El intendente José Perea culpó por los destrozos a concejales, docentes, al grupo Quebracho, y a “hippies”, en un reportaje a Radio XXI. Hippies. En un pueblo que todo el mundo se conoce. Un delirio. Se hace difícil interpretar a qué se refería. En términos menos alucinados, puede plantearse que los reprimidos fueron los vecinos de Andalgalá, que se oponen a las mineras por conocer en carne propia los efectos de contaminación y empobrecimiento que genera desde hace 13 años el otro gigante minero de la zona, Bajo Alumbrera.

La Tupac planta bandera

“Repudiamos la salvaje represión contra el pueblo de Andalgalá. Los andalgalenses no rechazan la minería por desconocimiento, sino por verla de cerca- nos dice el referente de la Tupac catamarqueña, Raúl Brizuela. Una mina a cielo abierto no sólo la contaminación y las enfermedades, sino que además no generan trabajo, ni riqueza. Con La Alumbrera como ejemplo, como bandera de destrucción del ecosistema, del saqueo impune tenemos suficiente ejemplo. Y además que las promesas de progreso son palabra muerta y Catamarca sigue igual o más pobre. Y una mina al aire libre solo es destrucción. Y en Andalgalá el pueblo se ha unido y existe conciencia que no habrá progreso sino contaminación y pobreza.

“Hoy viernes tenemos una asamblea popular.- continua el compañero Brizuela. Y creo que la asamblea se pondrá más dura. Hay un pueblo decidido a no padecer un despojo semejante, perder su futuro, dejarle empeñado la vida a las nuevas generaciones. Esto propone destrucción a cambio del enriquecimiento de una empresa y algunas personas. Lo demás es desolación. Desde la Tupac estamos claramente apoyando al pueblo andalgaleño y estaremos junto a ellos en los tiempos duros que se vienen. Hay que comprender contra quién se está peleando: son parte del imperio y no se bajarán de sus ambiciones. Para ellos, toda la Cordillera es un espacio de saqueo. Contra eso estamos peleando en Andalgalá”

Organización Barrial Tupac Amaru

LA FOTO QUE GIOJA NO MOSTRABA

____________________________________________________________________________________

Diputados proponen consulta popular para la exploración y explotación de hidrocarburos

La Mirada Onlaine. Los diputados Carlos Martínez (Libres del Sur), Egidio García (Justicialismo Indígena), Inocencia Charole (PJ), Clelia Ávila (Alianza Frente de Todos) y Fabricio Bolatti (Frente Grande), presentaron  un proyecto de ley para convocar al pueblo de la Provincia del Chaco a Consulta Popular “en los términos del artículo 2º, inciso 2) de la Constitución Provincial 1957- 1994 y la Ley Nº 4313, a fin de que manifieste su conformidad o rechazo respecto a los acuerdos de exploración conjunta y eventual explotación de hidrocarburos

El proyecto de ley  es en base a la  propuesta de asociación con la Provincia, suscriptos el 30/01/09 entre el Gobierno de la Provincia del Chaco, “YPF S.A.”, “SECHEEP” y “UNITEC ENERGY S.A.”, en el marco de lo previsto por el Decreto 1884/08, ratificado por ley Nº 6.278”.

La iniciativa está enmarcada en el derecho de los ciudadanos, consagrado en la Constitución Provincial, a participar en las decisiones y gestiones públicas para preservar, conservar y defender el medio ambiente y los recursos naturales. Dada la polémica surgida por los términos de este acuerdo, y las dudas sobre los destinos de la renta, los legisladores que suscriben el proyecto consideraron que “los mecanismos de participación ciudadana y popular, representan una herramienta válida para abordar un tema tan importante como este”.

En ese sentido, los fundamentos de la convocatoria a Consulta Popular contemplan que “la posibilidad de encontrar yacimientos que permitan la explotación de hidrocarburos dentro del territorio provincial ofrece al Pueblo de la Provincia una oportunidad histórica de contar con recursos de importante cuantía y valor” pero advierten que existe la posibilidad de que “en el desarrollo de las actividades de exploración, explotación, industrialización, almacenaje, transporte, y comercialización de dichos recursos, pueden verse afectados los intereses y derechos contemplados en el Art. 38º de nuestra Carta Magna, en particular el derecho inalienable a vivir en un ambiente sano, equilibrado, sustentable y adecuado para el desarrollo humano”.

Los legisladores valoran el recurso ya implementado de la Audiencia Pública, pero consideran que este mecanismo “no agota a nuestro entender, el derecho a la información ambiental, consagrado tanto por la Constitución Nacional como por diversas instancias internacionales”. Los derechos ambientales están, según los fundamentos de esta iniciativa, íntimamente relacionados con “los derechos del pueblo sobre sus recursos naturales estratégicos y las perspectivas de su explotación, enmarcados en los límites de un desarrollo sustentable, que preserve y defienda los intereses del pueblo en su conjunto”.

El diputado Carlos Martínez manifestó que “hay que considerar que el proceso de provincialización de los hidrocarburos en la Argentina, no sólo es y ha sido la instancia más próxima a la privatización del subsuelo, sino que significa en los hechos una privatización encubierta” y agregó que “si tenemos un poco de memoria, tenemos que recordar que la transferencia de la renta hidrocarburífera del Estado al sector privado en los noventa primero pasó por la provincialización de los activos de YPF”. El diputado Fabricio Bolatti había manifestado hace pocos días que “ la discusión debe estar dirigida hacia quien tiene que ser el propietario de la renta producida, quien debe decidir sobre la utilización o uso de los hidrocarburos provinciales y si la explotación tiene que estar en manos del Estado o del sector privado”.

Además de las dudas generadas en un sector de la población sobre las condiciones de estos acuerdos y los efectos que pueden tener en la economía local, la legisladora Inocencia Charole planteó recientemente la pregunta sobre los terrenos pertenecientes los pueblos indígenas y las consecuencias que una exploración y posible explotación petrolera puede tener sobre esas comunidades. Esta preocupación, que es compartida por el diputado Egidio García y los representantes de los Pueblos Originarios, también forma parte de las motivaciones del proyecto de Consulta Popular.

Los legisladores firmantes anunciaron que darán una conferencia de prensa el día Martes a las 10 hs. en la sala de Labor Parlamentaria del cuarto piso del anexo legislativo para dar detalles sobre este proyecto.

Gentileza Luis Salgado

_____________________________________________________________________________________

domingo 7 de marzo de 2010

Las 52 millones de toneladas de soja transgénica y la ética de los científicos y los Ingenieros Agrónomos

Por Alberto J. Lapolla
Ingeniero Agrónomo, genetista e historiador, Director del Instituto de Formación de la CMP
A Mariano Levin, in memorian
Según todo indica la cosecha de sojaRR (transgénica-forrajera) de esta campaña 2009-2010, orillará las 52 millones de Tn, abarcando la friolera de 19 millones de has sembradas. Lo cual implica alrededor del 57 % de la producción total de granos y el 55% del área sembrada. Esto es, una profundización aun mayor del monocultivo sojero y del proceso de sojización. Proceso que pagamos destruyendo casi todas las demás actividades agrícolas y transformando a uno de los mejores ecosistemas del mundo para producir alimentos, en una factoría neocolonial de producción de ‘pasto-soja’, subsidiando la producción industrial de China, la India y la Unión Europea.
 
Países que no desean producir materias primas a ser usadas en cadenas alimenticias secundarias, las que compran a países del Tercer Mundo (nosotros) mientras destinan todos sus recursos agrícolas a producir alimentos, sosteniendo su soberanía alimentaria, contrapartida de un proceso de industrialización exitoso, tal cual hicimos los argentinos entre 1945 y 1976.
 
La Argentina por el contrario destina la mayor superficie posible de de su feraz pradera pampeana (más de 35 millones de hectáreas) a producir parte de la cadena alimenticia de otros países, ignorando o debilitando la nuestra. Nuestro vecino Brasil, y el propio Chile -a pesar de su modelo neocolonial- no actúan así.
 
De tal forma la otrora famosa soberanía alimentaria argentina es hoy cosa del pasado. Hecho que puede comprobarse en el reciente desmedido aumento del precio de la carne, debido a la reducción constante del stock y de la superficie ganadera, que la sojización produce, expulsando la ganadería a regiones marginales de menor productividad.
 
De tal forma, la ganadería perdió desde el inicio de la sojización la increíble cifra de 13.5 millones de has en Pampa húmeda y una cifra cercana a los 3 millones de cabezas por año, en las últimas cinco campañas, produciendo una drástica reducción del stock. Este proceso viene unido a la concentración de la producción de carne para el mercado interno en los feed-lots, que hoy concentran casi el 80% de la producción de carne para consumo interno.
 
Carne ‘chatarra’ contaminada con antibióticos, anabólicos, hormonas, vacunas, fungicidas, y sobre todo con animales alimentados sin pasturas naturales, con alto nivel de granos, lo cual altera totalmente su composición nutricional, afectando la salud de la población que los consume.
 
Es decir, la de la mayoría de los argentinos, pues los feed-lots producen 11 de los 14 millones de cabezas de ganado que se faenan por año. El resto son animales criados a campo con pasturas, que van a exportación o a cortes de alto precio. Lo mismo ocurre con las demás producciones desplazadas por la sojización, como la horticultura, la lechería, la fruticultura, la apicultura, y la producción familiar en general, lo cual ha afectado notoriamente los precios y la oferta -en cantidad y calidad- de frutas, verduras y lácteos.
 
La producción familiar que debería ser la base de la recomposición de un modelo productivo, sano, solidario, democratizador, descentralizador y repoblador del campo argentino, y principalmente productor de alimentos, por el contrario es arrasada por las fumigaciones aéreas de glifosato -ya limitadas en los EE. UU., y Europa- y por los precios absurdos de la tierra sojizada.
 
A esto hay que sumarle la depredación al ecosistema, la contaminación de napas, fuentes de agua, arroyos y ríos, la exportación masiva de nutrientes que supera holgadamente los 1500 millones de dólares por año. La absoluta destrucción del bosque nativo. La destrucción de fuentes de trabajo: la sojaRR crea 2 puestos de trabajo cada 1000 has y destruye 9 de cada 10, debido a su técnica de cultivo por Siembra Directa. Sumemos también la expulsión masiva de pequeños chacareros y arrendatarios y la expulsión de comunidades indígenas que los sojeros producen y la degradación del suelo que la repetición del ciclo continuado soja-trigo-soja produce.
 
Sumemos la destrucción de la flora, la fauna, la microflora, la microfauna, y la disminución masiva de la Biodiversidad , que la sojización produce en forma permanente y continuada desde 1995. Dejamos para el final, porque lo trataremos aparte, los graves efectos sobre la salud humana que producen los más de 300 millones de litros de agrotóxicos fumigados por campaña sobre la pampa sojizada y la población que la habita.
 
De tal forma, si uniéramos todos estos costos colaterales y estructurales (los sistemas agrícolas no son circuitos económicos cerrados sino abiertos) que la sojaRR produce a nuestra economía y que hemos abordado en otros artículos, sería poco lo que nos restarían de los aproximadamente 19 mil millones de dólares en bruto, que reportará la enorme cosecha sojera. Y esos costos en algún momento habrá que asumirlos pues año a año, iremos deteriorando nuestro ecosistema productivo, hasta acabar con el, sin posibilidad de retorno.

Lo más grave: contaminación al por mayor

Durante el conflicto agrario, la Presidenta de la nación pidió al Conicet un estudio sobre la toxicidad del glifosato. Tomado por sorpresa por la decisión, y porque los aliados sojeros, de golpe se habían transformado en feroces enemigos del gobierno, el Dr., Lino Barañao Ministro de Ciencia y Tecnología, pero hombre vinculado en forma directa a la industria biotecnológica multinacional, designó una comisión ad hoc por fuera de los concursos habituales para un estudio de esta complejidad.

 
Y en particular eludió sumar voces u opiniones que pudieran contradecir lo expresado por la multinacional Monsanto en sus informes, que son la base de todo lo que se maneja sobre los efectos del glifosato, sobre plantas, suelo, ambiente y gente. Contraviniendo todos los estudios que se están publicando en el mundo y en nuestro propio país, como por ejemplo el informe del Dr. Andrés Carrasco, sobre el herbicida estrella del complejo sojero, el informe concluyó un galimatías político-científico (dos disciplinas que en general no se llevan bien) donde en una página se asegura que: ‘bajo condiciones de uso responsable, entendiendo por ello las condiciones de uso autorizadas por las normas vigentes y cumpliendo con la adopción de buenas prácticas para su aplicación, el glifosato y sus formulados no implicarían riesgo para la salud humana o el ambiente.’
 
Este párrafo es casi una obviedad que señalan todos los marbetes de agrotóxicos. Sin embargo, el informe no concluye en ninguna parte que el glifosato y sus formulados no implicarían riesgo para la salud humana y el ambiente. Pero dejando en claro las cosas (los científicos-políticos no son tontos) el informe termina señalando que ‘en Argentina no existen suficientes datos sobre los efectos del glifosato en la salud humana, por lo cual sería importante promover la realización de los estudios pertinentes.’
 
Es decir en realidad el grupo del CONICET concluye que los organismos técnico-científicos del Estado no saben nada, sobre los efectos que el principal agrotóxico del complejo sojero está produciendo sobre la salud y el ambiente de un área de más de 35 millones de hectáreas en el corazón productivo del país.
 
Cabe aclarar que el informe del CONICET de fecha de julio de 2009, no fue especialmente imparcial. A su cargo estuvo el Ing. Claudio Ghersa que fue uno de los principales impulsores del modelo sojero a través del núcleo monsantiano de la Facultad de Agronomía de la UBA. Bajo la batuta del ex decano Fernando Vilella, Héctor Huergo (director de Clarín Rural y de Expoagro), el fallecido Héctor Ordoñez (creador de la idea de la ‘Argentina verde y competitiva contra la inviable Argentina industrial’), la Nación Rural, la Bolsa de Cereales de Rosario y Aapresid, sumado a todo el Instituto de investigación al que pertenece Ghersa.
 
Ellos establecieron una política de ‘pensamiento único’ respecto de la transgenia, la sojización y la Siembra Directa , que prácticamente ha anulado todo debate científico serio sobre la agronomía y las políticas agropecuarias en la FAUBA. Esta política ignoró, ocultó y reprimió, todo intento de estudio serio de control ambiental y agronómico sobre los efectos de la sojización en el ecosistema a que se aplicaba. Su responsabilidad crecerá con el tiempo y será éticamente ineludible, cuando, como ya está pasando, sea imposible ocultar los gravísimos daños que la lluvia permanente de agrotóxicos produce sobre la salud de la población argentina

Informe monsantiano

No sólo se ubicó como coordinador del equipo a un miembro del lobby monsantiano como el Ing. Ghersa, sino que el informe tomó como base de referencia a un trabajo norteamericano del año 2000, realizado por Gary Williams, Robert Kroes y Ian Munro. Olvidando señalar que dicho informe había sido patrocinado por la multinacional Monsanto.
 
Es decir, Monsanto se investigó a sí misma y el CONICET usó sus ‘estudios imparciales’ para juzgar la toxicidad del producto que la multinacional comercializa. Como es lógico, el informe de Williams concluye en la total inocuidad del glifosato.
 
De manera notable el CONICET no convocó siquiera como contraparte, a la gran cantidad de científicos que dentro de las estructuras académicas del país vienen trabajando hace tiempo por su cuenta, demostrando todo lo contrario: que el glifosato, sus coadyudantes y demás agrotóxicos del complejo sojero, son responsables de producir cáncer, malformaciones en los nacimientos, abortos espontáneos, lupus, leucemias, alergias, enfermedades respiratorias, intoxicaciones, dermatitis, y enfermedades crónicas por contacto.
 
Enfermedades desconocidas en frecuencia y existencia, antes de la irrupción de la sojaRR en nuestras pampas. A pesar de todos estos estudios producidos en el país e informados a la comunidad científica local, no fueron convocados, ni el Dr Walter Pengue, ni el Dr Jorge Morello, ni el Dr Raul Montenegro (Premio Nóbel alternativo), ni el Dr Jorge Kaczewer, ni el Dr. Adolfo Boy, ni el Dr Andrés Carrasco, quien en 2009 confirmó, en la Argentina los estudios que viene realizando en Francia el equipo de Gilles-Eric Seralini, que demuelen la falsa inocuidad del glifosato.
 
Tampoco fueron consultados los grupos de médicos que en todo el país están denunciando el aumento de casos de cáncer, nacimientos con malformaciones y abortos espontáneos provocados pro los agrotóxicos, tales como los Dres.., Alejandro Oliva de Rosario, Darío Gianfelice de Paraná, Gómez de Maio de Posadas, o Jorge Lenzi, del Colegio Médico de Saladillo que encontró un incremento de más del 30% del cáncer colo-rectal desde la irrupción de la sojización en la zona.
 
El Dr. Alejandro Oliva, Director de Andrología del hospital Italiano de Rosario coordinó un estudio multidisciplinario del cual participaron la FAA , el INTA, la UNR y el Colegio de Ing. Agrs., de Rosario. El estudio, abarcativo de toda la cuenca sojera central, demostró palmariamente la relación del glifosato y los agrotóxicos del complejo sojero con la propagación del cáncer en toda la región bajo estudio de Santa Fe y Córdoba.
 
Llegando a comprobarse que la frecuencia de determinados tipos de cáncer era varias veces mayor en pequeños poblados del interior sojero que en las grandes ciudades, cuando hasta 1995, era exactamente al revés. Dicho estudio de gran importancia, no fue publicado en el país por presión del INTA y los gobiernos provinciales y debió ser publicado en la revista Cadernos de Saude Publica de Brasil, encontrándose un resumen en los archivos de la FAA.
 
El Dr., Gómez de Maio, jefe del Departamento de Neonatología del Hospital Nacional de Posadas, Misiones, ha denunciado y publicado reiteradamente los efectos del glifosato y otros agrotóxicos en la producción de nacimientos con malformaciones, tumores y abortos espontáneos altamente superior a la media. En este caso se acumulan los efectos de la sojización y el uso del glifosato en la producción de tabaco.
 
Los Dres. Darío Gianfelice y Mascheroni vienen denunciando desde hace años, el gran aumento de abortos espontáneos, cánceres, leucemias, malformaciones en los nacimientos de Entre Ríos y Santa Fe en zonas sometidas a los agrotóxicos del complejo sojero. Ninguno de ellos fue llamado a participar de la comisión ad hoc, ni siquiera a exponer sus razones.
 
Tampoco lo fueron las Madres del Barrio Ituzaingó, en Córdoba que poseen casi 200 casos de cáncer sobre 4.000 habitantes, o de San Cristóbal o Mal Abrigo, en Santa Fe, que poseen uno de los porcentajes de malformaciones en los nacimientos más altos del país.
 
Tampoco fueron convocados los vecinos de Loma Senés de Formosa que fueron fumigados en persona por productores sojeros y sufrieron todo tipo de enfermedades, lo cual valió un artículo de denuncia sobre la sojización en Argentina en la revista británica New Scientist (17-4-04).
 
La UNLitoral encontró en 2006 que el 86% de las madres en lactancia poseían restos de agrotóxicos en la leche. La Maternidad Sardá de Buenos Aires encontró lo mismo pero la cifra subía 90.5%, por supuesto la comisión ad hoc ignoró estos datos.
 
Ciencia, glifosato, cáncer y enfermedad
 
Sin embargo, pese a la negativa del informe del CONICET y el ministro Barañao a reconocer lo que ya es más que obvio, en el resto del mundo -no atado a los poderosos intereses del rentismo sojero-monsantiano- los estudios, investigaciones y denuncias contra el glifosato y sus efectos cancerígenos, están cada vez más difundidos.
 
En 2001 el Dr. Robert Bellé, Director del Centro Nacional de Investigaciones de Roscoff en Francia, determinó que el glifosato en su formulación como Round-up activa el mecanismo de ‘check-point’, que inhibe a la célula el cese de su reproducción. De seguir reproduciéndose indefinidamente puede transformarse en una masa tumoral, dando inicio al proceso de tumorización y finalmente al cáncer. Bellé dice que es una locura hacer fumigaciones aéreas de glifosato.
 
En 2005, Marc et al., reportaron los mismos efectos encontrados por Bellé en ensayos sobre Erizo de mar, la misma especie usada por Bellé, (publicado en Toxical Applicated Pharmacology). En 2006, el Dr., Dick Ralea de la Univ., de Pittsburg (USA) descubrió que la aplicación de Round-up sobre fuentes de agua con anfibios en desarrollo, destruía el 70% de la biodiversidad de anfibios y el 86% en renacuajos (¿Se acuerdan cuando los argentinos teníamos ranas y sapos?).
 
En la misma línea pero en nuestro país, un estudio conjunto de la UBA y el Intech (Chascomús) encontró que el glifosato destruía y alteraba la flora y la fauna de las lagunas bonaerenses. (La Nación 17-3- 2008). Investigadores Oncológicos suecos informaron en el Journal of Amercian Cancer Society, una estrecha relación entre Linfoma No Hodgkin (un tipo de cáncer) y el glifosato.
 
El grupo dirigido por Gilles-Eric Seralini, de la Univ., de Caen en Francia, a través de sucesivos informes en 2005, 2007 y 2009, ha demostrado que el Round-up a través de su surfactante POEA (Polietoxietielamina) produce la muerte de las células embrionarias, placentarias y del cordón umbilical, dando origen a malformaciones, teratogenésis y tumores.
 
Sus trabajos fueron publicados por la revista Scientific American. Por último el Dr. Andrés Carrasco Director del Laboratorio de Embriología de UBA-CONICET, descubridor de los Genes Hox (que son los que determinan la morfogénesis en todos los vertebrados, razón por la cual en su momento se lo mencionó para un posible Premio Nóbel) informó en 2009, haber comprobado en ensayos realizados durante dos años, que el glifosato usado en dosis mucho menores a las de campo, y en diluciones similares a las que se encuentran en los cursos de agua como restos, produce malformaciones placentarias y embrionarias en una especie de anfibio llamada Xenopus laevis, alterando todo el proceso de morfogénesis del anfibio, proceso que a su vez es común a todos los vertebrados y por lo tanto común al ser humano
 
Esta pequeña lista ilustrativa, demuestra que la supuesta inocuidad del glifosato es un cuento de Monsanto. Empresa acostumbrada a mentir hasta el final, y miembro del complejo militar-industrial norteamericano, autora del ‘agente naranja’ en Viet Nam, y que ya ha debido indemnizar con sumas millonarias a los afectados por el PCB, por el Agente naranja, por las dioxinas, y ahora lo está haciendo -pero en Estados Unidos- por los daños ocasionados por las fumigaciones aéreas de Round-up.
 
Como siempre ocurrió con Monsanto o antes con las tabacaleras, ‘científicos’ de dudosa ética, negaron durante décadas mediante estudios fraguados, informes falseados, ocultamiento de información y especialmente no realizando los ensayos que había que realizar –‘lo que no se investiga, no se conoce’. Sin embargo, finalmente fueron arrasados por estudios serios que demostraron la falsedad de los estudios de la empresa. Monsanto, terminó pagando sumas multimillonarias a los afectados, la mayoría de los cuales desgraciadamente ya no estaban para poder disfrutar ese dinero.
 
Salir de la Sojización
 
La Argentina es el país mas sojizado del mundo, la salud de nuestra población está siendo afectada de manera grave por el uso indiscriminado, irracional y abusivo de una masa de agrotóxicos que no tiene parangón en nuestra historia ambiental. Todo, para producir pasto-soja, que nuestra economía no necesita.
 
¿No sería más lógico plantearnos recuperar varios cientos de miles de productores perdidos -hoy solo restan menos de 330.000 de los 660.000 que supimos tener- y proponernos por ejemplo, en lugar de producir 100 millones de Tn., de commodities que no necesitamos, llegar a tener un millón de productores?
 
Chacareros que realicen una producción limpia, basada en la elaboración de alimentos para nuestro pueblo, exportando el sobrante, que sin dudas sería enorme y multivariado, recuperando por ejemplo la producción de ‘la mejor carne del mundo’, que implica pastoreo a cielo abierto, en campos de buena calidad y rotaciones agrícola-ganaderas, que nos devolverían la fertilidad natural de nuestros suelos hoy dañados, casi sin gastar en fertilizantes.
 
Debemos reforestar enormes superficies devastadas por la sojización, pero por sobre todo debemos distribuir tierra, quebrando el proceso de concentración descomunal de la propiedad, que se viene produciendo desde 1976.
 
Seguramente los 19.000 millones de dólares que hoy estaría aportando la sojaRR -sin beneficio de inventario- serían superados por una producción mucho más variada y de mayor valor agregado, creando mucho más trabajo y afincamiento rural, en lugar de la expulsión actual.
 
Pero por sobre todo estaríamos protegiendo a nuestro pueblo de una catástrofe anunciada y de una muerte lenta pero inexorable por vía de la contaminación cancerígena y teratogénica de los agrotóxicos, que hoy desparramamos alegremente sobre uno de los ecosistemas más feraces del planeta. Un proyecto nacional y popular requiere urgente otra política agropecuaria pensada para el desarrollo de la nación. Queda una pregunta para agrónomos, biólogos y genetistas propulsores de la transgenia masiva a ecosistema abierto.
 
¿Cómo se articula el Dogma Central, de ‘un gen-una proteína’, si hoy sabemos que el genoma humano posee alrededor de 25.000 genes, pero producimos más de 100.000 proteínas? ¿Nadie es capaz de preguntarse que algo anda mal en ese postulado?, y que en realidad como siempre pasa, la materia, la naturaleza y la vida, siempre son más complejas que lo que podemos entrever.
 
Si a esta pregunta que posee una respuesta que Monsanto se niega a dar, le sumamos los más de 300 millones de litros de agrotóxicos fumigados por campaña sobre nuestros campos, tal vez los Ingenieros Agrónomos y científicos involucrados, deban reflexionar sobre lo que han aprendido como ‘pensamiento único sojero y transgénico’ y repensar si desean ser cómplices de la muerte lenta de nuestro pueblo o ayudar con sus conocimientos a su felicidad y grandeza.

Publicado por El Noticialista

_____________________________________________________________________________________

Trabajo infantil indígena

En América Latina existen cerca de 17 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años de edad atrapados en situaciones de trabajo infantil. De ellos una proporción aún indeterminada, pero elevada, son niños, niñas y adolescentes indígenas que trabajan generalmente fuera de sus hogares, en tareas marginales y en condiciones especialmente riesgosas, según cifras de la OIT y UNICEF.

Bolivia:

Eventos Internacionales

REGIONAL: Pueblos Indígenas y Gobiernos se reúnen para hacer frente al trabajo infantil indígena

Del 8 al 10 de marzo del 2010 en Cartagena, Colombia

Más de 200 representantes de entidades gubernamentales y comunidades indígenas de América Latina se reúnen del 8 al 10 de marzo en Cartagena de Indias, Colombia, para participar en el Encuentro Latinoamericano: “Pueblos indígenas y gobierno: hacia una protección efectiva de los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas en situación de trabajo infantil por abolir. De la declaración a la acción”.

Este encuentro sin precedentes es posible gracias al esfuerzo y la convocatoria de organismos de Naciones Unidas —Foro Permanente de Cuestiones Indígenas, Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT)—, el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (Fondo Indígena), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), la Secretaría general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Prioridad: la niñez indígena

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas instruye: “Los estados, en consulta y cooperación con los pueblos indígenas, tomarán medidas específicas para proteger a los niños indígenas contra la explotación económica y contra todo trabajo que pueda resultar peligroso o interferir en la educación del niño, o que pueda ser perjudicial para la salud o el desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social del niño, teniendo en cuenta su especial vulnerabilidad y la importancia de la educación para el pleno ejercicio de sus derechos”.

En este sentido, este encuentro regional es un importante esfuerzo de concertación y diálogo que tiene por objetivo principal que la niñez indígena sea una prioridad en las agendas de todos los actores convocados: Gobiernos, organizaciones indígenas, organizaciones de empleadores y de trabajadores.

Asimismo, busca contribuir al debate sobre la situación actual de la niñez y la adolescencia indígena en relación con el trabajo infantil y la explotación económica, así como identificar puntos de encuentro entre los Pueblos Indígenas y los Gobiernos sobre la erradicación del trabajo infantil y la explotación económica.

Además el evento tiene una clara orientación a la acción, ya que sus participantes van a definir un conjunto de posibles acciones estratégicas para abordar regional y nacionalmente la situación de la explotación económica de la niñez y la adolescencia indígena.

De esta manera, el encuentro girará en torno al desarrollo de tres ejes temáticos: Políticas públicas para el goce efectivo de los derechos de los Pueblos Indígenas y su influencia en la prevención y erradicación del trabajo infantil que se debe abolir; Trabajo infantil indígena, identificación de los trabajos por abolir para los niños, niñas y adolescentes indígenas; Educación y trabajo infantil indígena.

Trabajo infantil indígena

En América Latina existen cerca de 17 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años de edad atrapados en situaciones de trabajo infantil. De ellos una proporción aún indeterminada, pero elevada, son niños, niñas y adolescentes indígenas que trabajan generalmente fuera de sus hogares, en tareas marginales y en condiciones especialmente riesgosas, según cifras de la OIT y UNICEF.

La mayor parte del trabajo realizado por niños, niñas y adolescentes indígenas en los diferentes países de América Latina y El Caribe se lleva a cabo en el ámbito rural y en relación con actividades agrícolas. Según UNICEF, el 70% del trabajo infantil en América se desarrolla en ese sector.

Entre los trabajos que realizan frecuentemente los niños, niñas y adolescentes indígenas en el ámbito rural se encuentran: actividades agrícolas, trabajos asalariados de temporada en haciendas o parcelas ajenas, labores complementarias al trabajo asalariado de sus padres, entre otros.

En el caso de las áreas urbanas los niños, niñas y adolescentes indígenas —que migraron de sus comunidades, ya sea solos o con su familias— trabajan en actividades como: tareas domésticas, limpieza de autos en semáforos, comercio ambulante, lustrabotas, preparación y venta de alimentos, carga en mercados y puertos, reciclaje en basurales, trabajo en ladrilleras, servicios auxiliares en la construcción, panaderías, venta de periódicos, mensajería, auxiliares de transporte público, enganchadores, aprendices en talleres mecánicos, etc.

Estos niños, niñas y adolescentes se ven expuestos a una serie de peligros relacionados con la trata de personas para actividades agrícolas; trata para la explotación sexual —con mayor incidencia en niñas—; la trata para trabajo forzoso (servicio doméstico, minas, talleres informales o clandestinos); el reclutamiento forzado de niños y adolescentes por grupos armados ilegales, guerrilla o el propio ejército (las batidas); y la trata con fines de mendicidad organizada o trabajos similares (recolectores de basura).

Sujetos de derechos individuales y colectivos

La abolición del trabajo infantil conforma el núcleo fuerte de las convenciones fundamentales de la OIT, pero no puede obviarse la consideración a las situaciones específicas en las que se produce ese trabajo infantil en países de diferente situación económica y con diferentes valores sociales.

En el caso de los niños, niñas y adolescentes de los Pueblos Indígenas la necesidad de prever estrategias bajo una perspectiva cultural adecuada cobra una importancia significativa, ya que la problemática laboral no puede aislarse del contexto cultural en que se desenvuelven las familias indígenas.

Los niños, niñas y adolescentes indígenas son sujetos de derechos generales fundamentados en el reconocimiento de la dignidad de la persona humana, y de derechos específicos basados en la protección y cuidados que requieren los niños, niñas y adolescentes para asegurarse jurídicamente los derechos iguales e inalienables de la familia humana; pero además son niños indígenas, y por ello sujetos de derechos individuales y colectivos relacionados con el reconocimiento a la diversidad cultural.

Esta perspectiva obliga a un enfoque particularizado a la hora de dar tratamiento al trabajo infantil en los Pueblos Indígenas; se debe tender hacia el logro de una sinergia creativa entre los diferentes mandatos de los instrumentos del Derecho Internacional, y evitar que iniciativas encaminadas a resolver un aspecto de la problemática puedan afectar el disfrute del resto de los derechos reconocidos a esos niños, niñas y adolescentes.

_____________________________________________________________________________________

Raíces neoliberales de los cultivos transgénicos

Alejandro Nadal
07/03/10

Queda por indagar si los inventos mecánicos han aligerado el trabajo humano, preguntaba John Stuart Mill en sus Principios de economía política. Marx le responde: ese no era su objetivo. Las máquinas, como cualquier invento capitalista, son un método particular para incrementar la tasa de ganancia.

Los cultivos transgénicos son un instrumento del capital para transformar un proceso de producción. Su objetivo no es combatir el hambre, ni terminar con la pobreza. Tienen otra finalidad: imponer la racionalidad del capital y transformar el campo en espacio de rentabilidad. Son el último eslabón de una larga cadena de esfuerzos por dominar un ámbito que le ha resistido tenazmente.

En la agricultura el capital simplemente no ha podido apropiarse del proceso productivo para moldearlo a sus necesidades. Y es que en el campo el capitalismo no puede someter al clima o sujetar la visita inoportuna de plagas y otras calamidades. Vaya, no controla ni el tiempo de producción, ni la porosidad del proceso de valorización del capital. Tampoco controla los humores, tiempos y tradiciones de los campesinos. Y eso sí que le duele: no controlar al trabajador.

Cierto, la agricultura fue sojuzgada desde afuera, imponiéndole términos de intercambio desfavorables (precios bajos al productor, costo elevado de insumos). A escala macroeconómica, la agricultura fue convertida en fuente inacabable de mano de obra y alimentos baratos para mantener una norma salVerdana adecuada a la acumulación capitalista.

Pero el campo no es una fábrica y el proceso directo de producción no es fácil de intervenir. El capital quiso controlarlo por la mecanización, la difusión de insumos agro-químicos y semillas modificadas para aumentar rendimientos (toneladas por hectárea). Por cierto, entre 1950-1970 los fitomejoradores lograron dichos incrementos pero con costos sociales y ambientales considerables. Lo más importante es que desde el punto de vista del capital, el control del proceso de producción en el campo siempre fue incompleto.

No importa que algún mentecato o un funcionario prevaricador afirme que los cultivos transgénicos son la respuesta al hambre, porque en realidad no están diseñados para aumentar los rendimientos de manera significativa. Por ejemplo, muchos estudios concluyen que los rendimientos de los cultivos transgénicos han permanecido estables o incluso han sido inferiores a los de cultivos tradicionales. Otros indican que en algunos casos pueden aumentar, pero se trata de incrementos marginales, nada comparable a los aumentos en rendimientos que produjo la revolución verde.

Para que un cultivo transgénico permita aumentos en rendimientos comparables a los de la revolución verde se necesitaría modificar la arquitectura de una planta. Para lograr ese resultado habría que manipular una mayor cantidad de genes. Esa proeza exigiría una capacidad tecnológica que hoy no está disponible y probablemente nunca lo estará.

Si la biotecnología pudiera manejar el mismo número de genes que el de patentes que controlan los abogados de las empresas trasnacionales, quizás las cosas serían distintas. Se ha dicho que los biotecnólogos quieren jugar a dios. Sería más certero decir que sólo juegan al aprendiz de brujo con unas cuantas piezas extraviadas de un lego que no conocen.

Si los cultivos transgénicos son el mejor ejemplo de una trayectoria tecnológica fallida, ¿por qué se interesa el capital en ellos para acometer con nuevos bríos esta lucha por dominar el campo? Porque las empresas trasnacionales no han recuperado las inversiones que hicieron en su apuesta con esta tecnología fracasada y hoy la crisis les aprieta por todos los frentes.

Desde Guadalajara, el director de la FAO miente. Dice que la meta de reducir el hambre en 50 por ciento se podría cumplir con la aplicación de la biotecnología. Nada más alejado de la verdad. Habría que recordarle que aun los aumentos en rendimientos de los años sesenta no pudieron acabar con el hambre: ¿por qué será?

Su retórica enseña a qué grado se ha envilecido la FAO frente a las trasnacionales de la biotecnología. El hambre en el mundo es producto de un modelo económico cimentado en la explotación y la concentración de riqueza. La desnutrición es fruto de un sistema excluyente que impone el monocultivo comercial y el sometimiento al poder de unas cuantas corporaciones gigantes.

Por si no se han enterado, la crisis global es engendro del sistema neoliberal que hizo todo esto posible. En lugar de proponer reformas, el director de la FAO (y sus comparsas en el gobierno mexicano) recomiendan todo aquello que signifique continuar con el modelo neoliberal. Es claro: la bestia neoliberal está herida, pero eso no la hace inofensiva.

En los cultivos transgénicos tenemos el mejor ejemplo de una forma de ciencia que es poderosa en la medida en que es ignorante. La ciencia como dominación sacrifica a la ciencia como conocimiento, escribía Paul Valéry en sus Historias quebradas.

Alejandro Nadal es miembro del Consejo Editorial de SinPermiso.

La Jornada, 1 marzo 2010

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: