Día Internacional de la Mujer. Evita y Cristina dos ejemplos entre otros

“Celebramos un nuevo Día de la Mujer conducidas por una presidenta coraje”,

por Kelly Olmos*

07–03–2011 / El Día de la Mujer es una jornada para el balance, la reflexión y el homenaje a todas aquellas compañeras que empeñaron sus vidas para ampliar los derechos de todas las mujeres, no sólo por la justicia de sus reclamos sino por la convicción de que ello constituye un modo eficaz de ampliar la democracia de toda una comunidad.

MujeresensudiaLa condición de subordinación de las mujeres, con sus particularidades según el momento y lugar que se analicen, es siempre el emergente de la existencia de una sociedad injusta.

Una sociedad que a través de mecanismos de dominación explota a los más débiles, entre los cuales siempre se encuentra el colectivo femenino.

Esta relación entre el reclamo de género y el proyecto colectivo es central. No hay verdadera oportunidad de alcanzar la plenitud de los derechos de género si la Comunidad en su conjunto no se realiza a través de un proyecto político verdaderamente nacional y popular, caso contrario esas reivindicaciones quedan relegadas a cuestiones superficiales y hasta frívolas.

De igual modo, ningún proyecto que se identifique con las banderas de justicia social podrá ser verdaderamente eficaz si no incluye las reivindicaciones de género como esenciales a su concepción y es por eso que afirmamos que las reivindicaciones de género son un modo de ampliar la democracia en su totalidad.

El peronismo nació como un Movimiento conducido por una pareja, Perón y Eva Perón.

Los derechos sociales, civiles y políticos de las mujeres estuvieron presentes desde su origen junto a los de los trabajadores y de los demás sectores relegados de nuestra sociedad.

DiamujerCuando gracias a la prédica de Eva Perón las mujeres alcanzaron el derecho al voto, lograron simultáneamente el derecho a organizarse y ser votadas.

Se recuperó de ese modo la lucha de muchas feministas que a pesar de su valentía y su militancia no habían podido encarnar masivamente sus reivindicaciones, como lo logró el peronismo.

Simultáneamente, Evita introdujo conceptos que son extremadamente vigentes en la práctica política femenina actual, la necesidad de socializar (introducir lo social) en la práctica política y una definición que es verbo para todo el peronismo, no sólo para las mujeres: donde hay una necesidad nace un derecho.

Estas enseñanzas se encarnan en su mayor expresión en el Proyecto Político que conduce el país desde el 2003 y que supo recuperar a nuestro Movimiento de errores y extravíos, para ponerlo en el sendero de la reconstrucción de la Patria Grande y el Pueblo Feliz y adquieren un protagonismo central en la Presidencia actual de una mujer, Cristina Fernández de Kirchner, que ha hecho de la ampliación de derechos el factor más dinámico de su construcción política y de gestión.

Enfrentando los intereses corporativos más concentrados recuperó el consenso político sobre la base de profundizar el compromiso social.

No en vano Néstor la bautizó como la Presidenta Coraje.

A ella tanto o más que a todas nosotras todo le cuesta más por ser mujer.

Pero con ella y con su ejemplo nos sentimos seguras de estar recorriendo el camino correcto hacia todo lo que aún nos falta alcanzar.

*Kelly Olmos es Secretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior y Vicepresidenta del Congreso Metropolitano del PJ.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: