Los números de 2014

diciembre 29, 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Lagañas en los ojos, qué significan ?

mayo 25, 2014

¿Qué son y por que se forman las Lagañas o Legañas?

LagañasTal vez por la mañana te despiertas, y es probable que tus ojos tengan algo, de un lado, o que sea difícil abrir tus ojos cuando despiertas por las famosas lagaña (legaña).

Lagaña o conocido en algunos países como Legaña, en México también es popular llamarles “Chinguiñas“.

Las lagañas son una secreción como de tipo moco, que aparece en la comisuras de los parpados al momento de despertar en las mañanas.

¿Por qué se forman?

Simple el ojo, también tiene medios de protección contra el polvo, se forma debido a que se atrapan células epiteliales muertas de las pestañas, polvo y otras partículas, así protegiendo y evitando llegar al ojo.

Esto aparece en los bebes, y sigue en la Niñez, avanzando a los Adultos, por lo regular se quita frotando el ojo con los dedos, pero en casos severos debe ser con agua.


2012 in review

diciembre 31, 2012

The WordPress.com stats helper monkeys prepared a 2012 annual report for this blog.

Here’s an excerpt:

600 people reached the top of Mt. Everest in 2012. This blog got about 12,000 views in 2012. If every person who reached the top of Mt. Everest viewed this blog, it would have taken 20 years to get that many views.

Click here to see the complete report.


Islandia. Una revolución que no salió en los medios

marzo 29, 2011

Los ciudadanos de Islandia dan una lección al mundo

Por Jivago

11–03–2011 / SIN NOTICIAS DE ISLANDIA: Por favor, distribuirlo a todos…. Que se sepa. Nosotros tenemos el poder.

Si alguien cree que no hay censura en la actualidad, que me diga si así como se ha sabido todo lo que pasa en Egipto, porque los periódicos no han dicho nada de nada sobre lo que pasa en Islandia:

En Islandia, el pueblo ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.

Y todo ello de forma pacífica. Toda una revolución contra el poder que nos ha conducido hasta la crisis actual.

He aquí, por qué no se han dado a conocer hechos durante dos años :

¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

2008. Se nacionaliza el principal banco del país. La moneda se desploma, la bolsa suspende su actividad. El país está en bancarrota.

2009. Las protestas ciudadanas frente al parlamento logran que se convoquen elecciones anticipadas y provocan la dimisión del Primer Ministro, y de todo su gobierno en bloque. Continúa la pésima situación económica del país.

Mediante una ley se propone la devolución de la deuda a GB y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

2010. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum.

En enero de 2010 el Presidente, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.

Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.

Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis y reescritura de la constitución por los ciudadanos.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?

¿Se ha comentado en las tertulias políticas radiofónicas?

¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.

El pueblo islandés ha sabido dar una lección a toda Europa, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

Original en Facebook de Pedro Rozas Terrados.


Un tipo como Sergio Burstein escribe y describe al tipo-Mauricio

mayo 17, 2010

“POBRES TIPOS”
Burstein le respondió por carta a Macri

Algunos tipos, creen que por el tipo de crianza que tuvieron, son tipos distintos. Esa mentada tipología, los hace tipos especiales, con beneficios diferentes, en fin, a estos tipos, un tipo como yo, los definiría como el “tipo-Mauricio“. Así encabeza su carta Sergio Burstein, integrante de Familiares y Amigos de las Victimas del Atentado a la AMIA, y uno de los afectados por las escuchas ilegales.


El texto de la carta, agrega:

“Así, cualquier ciudadano (tipo) que no integre ese club de tipos especiales, cuando lo cita la Justicia, tiene que ir a dar explicaciones, sobre los hechos por los cuales es citado. En cambio, el tipo-Mauricio, cuando va a la justicia, cree, considera, que es la Justicia, la que debe darle explicaciones y si no, la Justicia no sirve.

“Para el tipo-Mauricio, yo no soy más que un tipo. También son tipos, malos tipos, todos aquellos que no piensan como él, y por ello los descalifica. Tampoco alude a otros tipos, los integrantes de la Sala Primera de la Cámara Federal, que opinaron que no hay nada armado contra el tipo-Mauricio y hasta la fecha, nada han dicho en relación al falaz alegato de “causa armada”.

Vaya ironía, no han expresado, ningún tipo de objeción. Es más, hasta rechazaron la existencia de causales de recusación al juzgador del tipo-Mauricio.

“Ahora bien, hay otros tipos, que sugestivamente, el tipo-Mauricio no alude. Por ejemplo el Fiscal Nisman, que pidió y logró el procesamiento del querido amigo del tipo-Mauricio, el “Fino” Palacios, en otro tipo de causa, donde se investiga el encubrimiento de la masacre de 85 seres humanos.

“Para el tipo-Mauricio, un tipo como yo, exagera el tema de esas muertes, porque una de las víctimas fue mi “ex mujer“, para este tipo de tipos, es apenas un detalle, que mi ex mujer Rita, sea la eterna madre de mis hijos Mariano y Romina.

Son solo cuestiones de tipo menor para el tipo-Mauricio.

Sería bueno entonces, que el tipo-Mauricio, agote todas las instancias judiciales que les parezca, y paralelamente respete las instituciones, más allá que le den, o no, la razón. Por mi parte, yo también seguiré el derrotero de la Justicia, con las convicciones de un tipo que trabaja, de un tipo que nunca hizo negocios con el Estado, de un tipo que milita y militará de por vida, a no dudarlo, día tras día, para que aparezcan los culpables del atentado contra la AMIA.

Quizás los tipo-Mauricio, se consideren de una raza superior, tocados por una varita. Desde antaño, los tipos como yo, es decir la amplia mayoría de los tipos, definimos a los tipo-Mauricio, a pesar de sus millones, como pobres tipos“.


El empeño en “cuidar más la legalidad del capitalismo que contribuir a un proceso de democratización”

mayo 15, 2010

LA POLITICA DE NORMAS Y CONSENSOS II
¿Cuáles son las reglas?

Opiniones sobre los discursos que reclaman “diálogo” y exigen “respeto a las reglas”

 Por Ariel H. Colombo *

¿Quiénes se oponen a Cristina Fernández? Indudablemente son muchos, aunque para estar equivocada le bastaría con uno. Sin embargo, erigirse en opositor supondría admitir realizaciones al Gobierno que el odio visceral ha impedido, y construir argumentos que incluyeran dialécticamente algunos de sus logros. Los intentos en ese sentido evidentemente han errado el blanco.

Se hallan los que cuestionan al kirchnerismo por no llevar a cabo lo que éste no se propuso ni se propondría. Los que le cuestionan los aciertos. Los que lo condenan sin pruebas. Los que rechazan aquello que hicieron cuando fueron gobierno.

Los que señalan que lo que hace el Gobierno es insuficiente, sin aportar los votos y las bancas para hacerlo. Se suman a éstos otros cuestionamientos supuestamente más sutiles pero igual de falaces, que provienen de “serios” académicos de la ciencias sociales y son los referidos a los modales del oficialismo, y de quienes intentan defender como pueden conquistas como la ley de medios.

Omiten adrede que la anterior gestión K se ató a un mecanismo aún más democrático que el establecido para proponer a los nuevos miembros de la Corte o que la actual gestión se abstuvo de reprimir a la sedición agrofacista que paralizó al país durante 6 meses.

En este caso, el odio apenas disimulado proviene de los mismos que alentaron a la Alianza, que terminó con más de 30 muertos y decenas de heridos o mutilados tendidos en las calles de Buenos Aires y Rosario.

Para esta modalidad de diatriba es más importante guardar las formalidades que la desmonopolización de la información o la asignación por hijo o las quitas en la deuda pública o el realineamiento latinoamericanista o el juicio a los genocidas.

Es decir, cuidar más la legalidad del capitalismo que contribuir a un proceso de democratización. Pronto objetarán, en la misma dirección, que los cambios proyectados a la Ley de Quiebras o a la Ley de Entidades Financieras agravian sagrados derechos adquiridos.

El academicismo liberaloide que escribe indignado en los medios que han sido los “intelectuales orgánicos” de las dictaduras y de la barbarie neoliberal, como La Nación, Clarín y sus epígonos, en algo se parece en su genética política a sus lejanos mentores, aunque sea en lo peor.

Locke, Voltaire, Jefferson fueron eminentes declamadores de la tolerancia, pero invirtieron sus fortunas personales en el comercio de esclavos.

Nuestros pequeños ejemplares no toleran los gestos enérgicos del Gobierno frente a las corporaciones (gestos que a menudo sólo se quedan en eso) pero que lejos de indicar cómo poner límites a los poderosos, son tan amables con ellos como únicamente las bellas almas de los pusilánimes pueden serlo.

La crítica centrada en el supuesto agravio oficialista a los “procedimientos” legales equivoca también el objetivo, porque estos procedimientos simplemente no existen. Si existieran tendrían primacía sobre todo contenido y las decisiones se legitimarían o criticarían en relación con ellos.

Nuestra Constitución, como todas las constituciones, convierte a los procedimientos en “instrumentos” al establecer por ejemplo que el proceso de formación y sanción de las leyes se subordine a cláusulas materiales y dogmáticas que quedan fuera del alcance del legislador, tal como lo fija expresamente su artículo 28.

Esto significa que las decisiones se convalidan o impugnan según sus contenidos coincidan o no con los que están de antemano predeterminados.

En este sentido, el propio texto constitucional pervierte o subordina la voluntad popular a materias prepolíticas e intangibles que no pueden ser alteradas por ley, como la propiedad privada, el libre comercio, el sostenimiento del culto católico, los tipos impositivos, la representación como principio político excluyente, la obligación de armarse en defensa de la patria.

Algo equivalente a lo que postulan las encíclicas papales al declarar que la democracia merece defenderse sólo si promueve determinados valores.

Así, cuando se ataca al adversario porque no respeta las reglas de juego de la Constitución, se cuestiona en realidad que no hayan sido instrumentadas en función de una política o de una ley que responda a las orientaciones sustantivas preestablecidas.

Por eso se ha podido, por ejemplo, con toda naturalidad y descaro, incurrir en transgresiones como la del Senado de Cobos, en la que una mayoría relativa cambia la regla de mayoría absoluta, o la de un juez que se arroga el derecho de suspender la vigencia de una ley en razón de que no se habría respetado el reglamento parlamentario para su sanción.

Casos como éstos, que exhiben lo que es una rutina institucional sólo porque son más flagrantes, deberían inducirnos a pensar en la validez de las decisiones públicas sobre la base de reglas democráticas y no en función de reglas constitucionales, ya que no son lo mismo.

En términos más sistémicos, cuando la legitimidad no surge del ajuste práctico de la toma de decisiones a reglas procesales que tengan prioridad sobre todo contenido, sino de la coincidencia de las decisiones con objetivos que están por encima de todo procedimiento, no habrá nunca un terreno común de disputa que por sí mismo pueda dirimir sobre las discrepancias sustantivas o de fondo.

Por eso, los partidos políticos son conducidos a un dilema de hierro. Si acuerdan “políticas de Estado” se vuelven opciones indiferenciadas y si se enfrentan polarizadamente ponen en riesgo las reglas.

En nuestro caso, mientras el Gobierno defiende su modelo, la derecha no se atreve a explicitar el suyo porque todos saben que únicamente tendrá viabilidad con la pistola láser de Macri o con los métodos de la Gendarmería.

Para evitar definiciones, los opositores se esconden en la crítica a la transgresión, inventada o imaginaria, de reglas que no tienen un carácter procesal inapelable, crítica que mientras tanto se convierte en obstrucción, lo que muestra en el Senado y en Diputados lo que serán capaces de hacer en cuanto puedan.

Cabe tener en cuenta finalmente que los procesos de democratización tienen su propia lógica formal interna. Una dinámica que se orienta por principios de justicia procesal, propios de la democracia revolucionaria cuya tradición cumplirá entre nosotros 200 años y que estarán siempre en colisión con la justicia instrumental instituida.

Esto es lo que aterra a los analistas liberales respecto de las experiencias reformistas latinoamericanas actuales.

Temores que se exhiben a través de un neogolpismo mediático, cuya complicidad con las dictaduras será burda e instintiva pero no menos feroz a la hora de defender sus intereses, idénticos a los que están consagrados en el texto constitucional, casualmente, en su parte “dogmática”.

* Politólogo, investigador del Conicet.


Mauricio que es Macri dice que la culpa de sus “desgracias” la tiene Kirchner :)

mayo 10, 2010

EL ESCANDALO POR LAS ESCUCHAS ILEGALES EN EL GOBIERNO PORTEÑO
Macri no se despega del guión

Mientras la oposición en la ciudad comienza a evaluar la creación de una comisión investigadora en la Legislatura, el jefe de Gobierno volvió a cargar contra Kirchner y Oyarbide. No dio explicaciones que lo desliguen de los indicios en su contra.


El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, acusó ayer de “oportunismo político” a la oposición en la Legislatura, que esta semana puede avanzar en la conformación de una Comisión Investigadora, paso previo a un eventual juicio político al titular del PRO o a alguno de sus funcionarios involucrados en el escándalo por las escuchas ilegales.

Otra vez, Macri aseguró que no tiene “la menor duda” de que la causa que lo investiga por asociación ilícita en el marco de la red de espionaje montada en el seno de la administración porteña está digitada, y en ese sentido apuntó contra el juez federal Norberto Oyarbide y Néstor Kirchner.

Esta semana se definirá en la Legislatura la posibilidad de crear una Comisión Investigadora que se aboque a conocer las responsabilidades de funcionarios de la Ciudad en este caso, empezando por el mismo Macri y sus ministros.

La figura de la Comisión Investigadora, contemplada en la Constitución porteña, es un primer paso en el camino hacia un eventual juicio político por mal desempeño o comisión de delito en el ejercicio de la función pública.

Para su conformación es necesario que la Legislatura apruebe un proyecto, para lo que se necesita una mayoría simple de 31 votos. La oposición cuenta con 34, por lo que, de no mediar deserciones, la iniciativa podría prosperar.

“Habría que investigar políticamente la situación”, sostuvo el titular de la bancada peronista, Diego Kravetz. Por su parte, el presidente del bloque radical, Claudio Presman, arriesgó que “la creación de una Comisión Investigadora en el ámbito de la Legislatura podría realizar aportes significativos a la causa”.

Otros legisladores, como Marcelo Parrilli, del MST-Nueva Izquierda, fueron más allá: “Se debe iniciar el procedimiento de juicio político” ya que “como jefe de gobierno, Macri es el principal responsable por la creación, las designaciones y todos los escándalos de la Policía Metropolitana”.

Ante ese escenario, Macri apuntó contra la oposición en la ciudad por actuar con “oportunismo político” al intentar avanzar en la investigación.

“Siempre tienen sus intereses mezquinos de sacar ventaja y posicionarse para el año que viene”, señaló, en referencia a las elecciones en las que se elegirá al próximo jefe de gobierno.

Después, el empresario reiteró la que viene siendo su argumentación tras ser indagado por Oyarbide la semana pasada:

“Quería escuchar del juez qué significaba eso que decía que había indicios por los cuales podía ser yo responsable, pero no dijo ni un solo hecho concreto o debidamente probado de que sea responsable de una banda que hace escuchas”, insistió.

Consultado por radio acerca de si creía que la causa en su contra está armada, contestó:

“Totalmente, no tengo la menor duda. Ya desde cómo arranca, con un llamado anónimo de una cabina telefónica” y sostuvo que “Oyarbide es funcional a Kirchner”.

Sin embargo, el jefe de Gobierno no dio ninguna precisión que lo desligue de los indicios que se acumulan en su contra ni que pruebe esta presunta confabulación en su contra.

Sergio Burstein, una de las víctimas de escuchas y quien dio el puntapié a la investigación, le aseguró a P/12 que “todo lo que dice Macri es mentira” y desbarató los argumentos que dio sobre su inocencia tras la indagatoria.

El jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, también intervino ayer en la controversia. Sostuvo que “la investigación hasta ahora ha sido muy sesgada”, algo que le genera “algunas preocupaciones”. Así se contradijo con los intentos de Macri de bajarle el tono al episodio, repitiendo que su “gobierno está muy tranquilo”.


A %d blogueros les gusta esto: